Yordanka Almaguer es…

Hace 20 años me llamaba Kalinín Borges, era gorda y escribía sentada en mi cama, peleando con más de 20 primitos insoportables que robaban las páginas de mis cuentos y por eso muchos se me quedaban a medio hacer. Cuando lograba terminar alguna novela los hipnotizaba por algunas horas antes de dormir, todos debajo del mosquitero porque en aquella época se usaban esas telas encima de las camas… pero ya estoy perdiendo el hilo, es que todavía me he quedado un poco mal de la cabeza, con esos hijosde… que no me dejaban escribir. Ustedes saben, cuando uno tiene ese bichito de las palabras y la contadera, si no les da de comer a esos bichitos, te comen por dentro como si fueran parásitos mentales. A ver…quería decirles quién soy  y de qué va el blog. Aunque es probable que, antes de que termine de escribir esto, me aburra de presentarme y me vaya a escribir un cuento en otra de las páginas. Sí, bueno, esa es la idea, que ustedes se vayan conmigo, los invito como la hieródula que les reta a conocer el rostro de la diosa a través del placer… pero en esta ocasión solo el placer de la lectura.